Ser médico después de la facultad: cómo acceder al sector sanitario

Has soñado con atender a un paciente durante los seis años de la carrera. Ahora que vas a graduarte, tu sueño está a punto de cumplirse. ¿Sabes cómo conseguir un trabajo en el sector sanitario? Te contamos cuáles son los requisitos que necesitarás para convertirte en un profesional de la sanidad.

Licenciatura en Medicina

El requisito más importante para ejercer de médico es haber finalizado una Licenciatura en Medicina. En el caso de España, se puede acceder a estos estudios después de cursar el Bachillerato de Ciencias de la Salud. Tras superar la prueba de acceso a la universidad, los estudiantes podrán comenzar la carrera de Medicina.

Una vez el alumno ha superado con éxito todas las asignaturas teóricas y prácticas de la carrera, la universidad expedirá un título que validará al alumnado para acceder a estudios de posgrado o a un trabajo como médico. Si has estudiado Medicina fuera de España, no olvides que será necesario que tu título esté homologado. La homologación te permitirá ejercer en nuestro país sin necesidad de tener que volver a cursar estos estudios.

Ilustre Colegio de Médicos

Además de disponer de un título oficial de Medicina, es imprescindible que te colegies en la provincia en la que ejerzas como médico. El proceso de colegiación es muy sencillo. Todas las provincias de España cuentan con una sede física del Colegio de Médicos correspondiente y para colegiarte tendrás que acudir a la sede y presentar la documentación necesaria: el título oficial original o una fotocopia compulsada, el DNI, el título oficial de la especialidad (si la hubiera) original o fotocopia compulsada y un número de cuenta con el que pagar las cuotas.

Si tu título de Medicina no está expedido en España y necesitas colegiarte, acude a la Asesoría jurídica del colegio de la provincia en la que ejerzas. Allí podrán estudiar tu caso y tramitar tu colegiación.

¿Trabajas en varias provincias? En zonas rurales, es común que los médicos tengan varias consultas o varios puestos de trabajo en los que van rotando. Estos profesionales también han de estar colegiados, pero no en más de una provincia. El Colegio al que tendrás que acogerte será el de la provincia en la que realices la mayor parte de tu trabajo.

Otro paso necesario para trabajar como médico y colegiarte es disponer de un seguro de responsabilidad civil. Muchas empresas u hospitales se hacen cargo de este seguro por sus trabajadores, pero no siempre es así. Si la empresa en la que vas a trabajar no se hace responsable de este trámite, recuerda que es indispensable para poder ejercer como médico.

 

medicos residentes

Médico Interno Residente

Los profesionales MIR (Médico Interno Residente) acceden a su plaza de especialidad tras aprobar un examen, comúnmente conocido como el MIR. Cuando se conoce la nota, cada aspirante a médico residente elegirá la zona en la que quiere realizar la residencia y qué especialidad: médico de familia o medicina comunitaria, quirúrgica, cardiología, etc. La formación de especialidad tiene una duración de cuatro años en los que el médico aprenderá mientras trabaja en un hospital, clínica o centro de salud.

Muchos estudiantes de Medicina, después de los seis años de carrera, optan por estudiar para conseguir la plaza del MIR para conseguir su primer puesto de trabajo en el sector sanitario. Sin embargo, obtener el MIR no es obligatorio ni la única vía para acceder a un trabajo médico.

¿Te interesa trabajar en el sector privado? En Health Group somos expertos en gestionar personal sanitario y trabajamos para que consigas ese puesto con el que tanto has soñado. Si todavía no conoces cuáles son las salidas profesionales que más demanda tienen, te lo contamos. Y, si estás decidido a empezar tu carrera profesional, no dudes en contactar con nosotros.

DESCUBRE TODO LO QUE PODEMOS HACER POR TU EMPRESA

Te informamos de que al rellenar y enviar este formulario, tus datos serán incorporados a un fichero propiedad de Health Group

Finalidad: Atender tu solicitud de consulta o petición de información.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Tus datos no serán cedidos a terceros.

Derechos: Tienes derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición a través del procedimiento incluido en la política de privacidad.