El Catálogo de Ocupaciones de Difícil Cobertura (CODC) recoge la dificultad de cubrir personal médico en España, especialmente durante el periodo de vacaciones. Este catálogo lo elabora el Servicio Público de Empleo Estatal (antiguo Inem) con la información que le envían las comunidades autónomas.

“Necesito personal médico” o “cubrir baja en vacaciones” son de los términos más buscados y solicitados por las empresas sanitarias en estos días.

Como cada año, las vacaciones suponen la llegada de un merecido descanso y la obligada desconexión para los profesionales sanitarios. Sin embargo, los pacientes no cesan durante estas fechas. Y para los profesionales (especialistas, médicos y enfermeros) que se quedan, es una carrera de obstáculos para sacar adelante el trabajo sin colapsarse. Por ello se necesitan cubrir personal médico con urgencia, para poder atender a toda la demanda.

¿Por qué hay que cubrir al personal médico de vacaciones?

“Carmen González Uceda, por ejemplo, es médico de familia en el centro de salud Alameda Perchel Málaga. Carmen, tendrá que trasladarse, durante los meses de verano, a otro centro para cubrir las horas de aquellos profesionales que están de vacaciones. Según ella, esto provoca no solo una mala gestión del tiempo invertido en pacientes, sino además un sobre agotamiento”

A esta falta de médicos y enfermeros en clínicas, residencias, hospitales… En verano, además hay que sumarle el aumento de trabajos sanitarios que se produce en esta época del año. Esto es debido a actividades propias de la fechas, tales como eventos, playas, clubs al aire libre, parques acuáticos, etc.

La falta de médicos volverá a complicar el funcionamiento de muchos centros de salud a lo largo de las comunidades Españolas durante el periodo de vacaciones. Los problemas para encontrar sustitutos que cubran las vacaciones de los facultativos titulares se acrecientan cada año. Más de un coordinador, está teniendo serias dificultades para poder encontrar médicos, enfermeros, auxiliares, etc.

Según las estadísticas, el 80% de los puestos médicos y el 50% de los puestos de enfermería no se cubren durante las fechas vacacionales. Y para que todo siga funcionando, el profesional sanitario debe asumir cupos ajenos, doblar turnos o hacer malabares. Como en el caso de Carmen.

Muchas comunidades y pequeñas ciudades, temen que la escasez de profesionales aboque al cierre de consultas periféricas y reclaman políticas «más ambiciosas» para captar efectivos.

Es la denuncia que cada año hacen los sindicatos y que, lejos de resolverse, parece agudizarse.

¿Dónde se localiza el problema de falta de personal?

Realmente se dice que “si no hay, no se pueden contratar” pero realmente muchas comunidades autónomas, como es el caso de Madrid, tienen un número excedente de personal sanitario. Así que podríamos decir que muchos de los puestos médicos sin cubrir, no son por falta de personal, sino por mala repartición geográfica de los mismos.

En el caso además de médicos especialistas, todo se complica aún más, ya que no solo es difícil el cubrir esos puestos a nivel normal (con salarios competentes y contratos indefinidos) en fechas normales, en periodo vacacional, además, es necesario encontrar sustitutos temporales que solo se pueden encontrar en el extranjero, o trabajando en sus propias clínicas privadas (esto último tendrá que ofrecer un salario más alto que el neto ganado en la clínica para poder plantear el cubrir un puesto concreto).

Tanto la administración como los responsables sanitarios son conscientes del actual déficit de facultativos, especialmente en algunas especialidades concretas. Muchos profesionales recriminan el hecho de que no se ofrezcan contratos mejores o más atractivos. Si por ejemplo les proponen un contrato de un año en Mallorca con buena nómina y alta en la seguridad social ¿Por qué iban a aceptar un contrato de dos meses en Sigüenza bajo régimen de autónomo?

Los datos

El sindicato de Enfermería, Satse, “estima que la media de suplencias de enfermeras y enfermeros en los centros de nuestro país está en torno al 50 por ciento, habiendo muchos centros que se encuentran alrededor del 35 por ciento

Ante esta situación, las enfermeras y enfermeros contratados para el periodo vacacional, tienen que trabajar en diferentes unidades y servicios en los días que dura su suplencia, de manera precaria y temporal. Lo malo es que, no les ha dado tiempo de conocer al detalle el funcionamiento, características y peculiaridades de la unidad o servicio cuando les cambian a otro, algo que también perjudica la atención que se presta a pacientes y ciudadanos.

Todo esto genera un colapso en las empresas tanto públicas como privadas y un desvío de recursos innecesarios para intentar cubrir puestos de trabajo.

Especialistas como Health Group proponen soluciones integrales de recursos humanos especializados en el sector salud para facilitar estos procesos y ayudar a las empresas a encontrar lo que necesitan. Con profesionales médicos capacitados en todos los puntos de España. Consúltanos

No solo faltan médicos en España, sino que los que hay, están mal distribuidos. La falta de médicos en España es una realidad.

Lo vemos día a día, tanto en clínicas privadas como en hospitales públicos.

Continuamente ofertas de trabajo en las redes y portales de empleo, que no se cubren con el paso de los días y provoca que la demanda de médicos, vaya cada vez, en aumento.

grafico datos médicos

De hecho, en 2017 había 253,796 médicos colegiados, de los cuales 221,470 estaban en activo, una cifra que supera en un 12 por ciento a la media europea. El 58 por ciento de todos ellos se sitúan en Cataluña (16.4%), Madrid (15.9%), Andalucía (15.2%) y la Comunidad Valenciana (10.5%).
España cuenta con 221,470 médicos en activo de los cuales, 60,000 ocupan el sector privado.

A la sanidad pública le faltan unos 4,000 médicos especialistas, según el último estudio del 2019 que ha encargado el ministerio. Y la situación irá a peor, dado que este año se cumple los “65 años” de la generación de los 60’s Es decir, que comienzan las jubilaciones médicos tanto de la pública como de la privada de esa generación.

Asimismo, se ha llevado a cabo una disminución del número de plazas ofertadas de médicos residentes (MIR) sin una reducción similar del número de plazas de pregrado, ya que el número de facultades de Medicina no ha parado de crecer y sitúa a España entre las ratio más elevadas del mundo. Esto puede arrastrar a un escenario similar al vivido en los años 80-90, con un incremento de Médicos Especialistas sin Título Oficial (MESTOS).

De acuerdo con el trabajo, el déficit actual, del 2.9% de unos 138,000 especialistas que trabajan para el sistema nacional de salud, se pasará al 12% en 2025, y así seguirá hasta 2030, último año con proyecciones del trabajo.

Pero este problema no viene de ahora, llevamos arrastrando un déficit de personal médico en España desde el 2007, un estudio similar al anterior, calculó que faltaban unos 3,000 especialistas, aproximadamente el 2.7% de los 108,000 que había entonces.

El personal sanitario que más cuesta encontrar en estos momentos, son los especialistas que atienden en los centros de salud (médicos y pediatras). Las siguen los anestesistas, radiólogos y urólogos. Además, Medicina de Familia y Comunitaria, el nombre oficial de la especialidad de los facultativos de los centros de salud, está especialmente envejecida: el 27.5% de los profesionales tiene más de 60 años, y solo un 13% es menor de 39 años, por lo que «se pueden prever tensiones de reposición a corto plazo”, es decir, que no se sabe cómo vamos a cubrir esos puestos que quedarán vacantes próximamente.

Si la situación sigue así, se notará la carencia de servicios en la atención al paciente y la falta de médicos en España se convertirá en un verdadero problema.

En Health Group, estamos en la búsqueda continua del personal sanitario para poder colocarlo en los hospitales y clínicas alrededor de España.