La calidad del medio ambiente y la salud

El mundo entero se enfrenta actualmente a una crisis de salud pública sin precedentes. Por todo tipo de medios informativos recibimos periódicamente el número de personas afectadas y por desgracia, el de aquellas que han perdido la vida.

La principal prioridad es que todo afecte lo menos posible a la salud ciudadana y se garanticen la mejor prestación de los servicios sanitarios para los afectados, al mismo tiempo que se mantiene el bienestar de las personas, así como intentar minimizar los efectos negativos sobre el empleo y la economía.

Las autoridades de todos los países han ido adoptando medidas drásticas para limitar y ralentizar la propagación del Covid-19, como las restricciones en los viajes y desplazamientos o reuniones sociales que afectan gravemente a diversos sectores económicos. El confinamiento es la nueva realidad.

Esto ha supuesto un efecto visible sobre el medio ambiente que se traduce en una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero debido a la reducción de la demanda en materia de transporte, con el tráfico aéreo internacional o los desplazamientos diarios en vehículos. Se trata de uno de los resultados inesperados de este tipo de cambios socioeconómicos bruscos en los que la sociedad se paraliza mientras que la Naturaleza sigue su curso.

Avión en Aeropuerto

Sin embargo, si no se lleva a cabo una transformación profunda de nuestros sistemas de producción y consumo, esta reducción de emisiones producto de esta crisis sanitaria será efímera y poco trascendental para el medioambiente e igualmente, traerá consecuencias muy negativas para el resto de la sociedad a nivel económico y social.

Esta situación pone de manifiesto, no obstante, que necesitamos un plan de acción eficaz ante la crisis climática y que ésta sea justa y a largo plazo, para poder construir una sociedad fuerte y concienciada.

Llamada urgente al cambio

Las actuaciones políticas que está llevando a cabo Europa en materia medioambiental suponen una base fundamental para el futuro, pero no son suficientes. Europa no alcanzará sus objetivos para 2030 si no toma medidas urgentes en los próximos diez años según el informe  “La situación del medio ambiente” .

Para poder lograr los objetivos planteados será necesario una mejor aplicación y coordinación, así como un impulso en las actuaciones sobre sistemas de producción y consumo que tanto impacto tienen sobre el medio ambiente, como la alimentación, la energía o el transporte.

Además, la Unión Europea ha establecido que su propuesta, con un paquete de medidas respecto a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, sea un objetivo jurídicamente vinculante, lo que supone que todos los Estados miembros estarán obligados por ley a cumplir y adoptar estas medidas.

Bandera de Europa

El nexo de unión entre la calidad del medio ambiente y la salud

Contaminación ambiental procedente de una fábrica

La problemática de las emisiones de gases de efecto invernadero se muestra como la principal problemática, ya que es el principal causante del resto de problemas medioambientales que afectan a nuestro planeta. Y en materia de salud, no es una excepción.

Se sabe que la exposición a largo plazo a la contaminación atmosférica, contribuye al desarrollo de enfermedades crónicas pulmonares y cardíacas.  Se trata del mayor riesgo ambiental para la salud en el mundo, ya que unos siete millones de personas mueren cada año en todo el mundo como resultado de la exposición diaria a la calidad insuficiente del aire.

El cambio climático es así, uno de los principales multiplicadores de los riesgos para la salud, no solo a nivel médico, también de manera indirecta debido a los cambios negativos en la tierra, los océanos, la diversidad biológica, el acceso a agua dulce, la intensificación de los desastres naturales o las enfermedades vinculadas al descalabro de los ecosistemas, como el ébola o brotes como el zika, agravado por la gestión inadecuada de desechos.

Un medio ambiente sano trae múltiples beneficios

Comprobamos así, que la salud humana está estrechamente vinculada con el medio ambiente. El aire y agua limpios, los espacios verdes, los entornos laborales seguros, pueden mejorar nuestra calidad de vida: disminución de la mortalidad, estilos de vida más sanos, aumento de la productividad en trabajadores o una mejora en la vida de población vulnerable como niños y ancianos.

Existen una gran variedad de estudios que demuestra que la naturaleza proporciona enormes beneficios tantos psíquicos como físicos al ser humano. Entre ellos se encuentra una investigación realizada en la Universidad de East Anglia en Estados Unidos, publicada en Environmental Research, que demuestra que “los espacios verdes están asociados a enormes beneficios para la salud”, principalmente:

  • Reducen el riesgo de diabetes tipo II.
  • Disminuyen la tensión arterial, la frecuencia cardiaca, el colesterol y, en consecuencia, las enfermedades cardiovasculares.
  • Se relacionan con menos partos prematuros.
  • Aumentan la duración del sueño y combaten el estrés.
  • Reducen el riesgo de muerte prematura.

El estudio destaca además la capacidad de los espacios verdes para reducir el estrés, efecto que se comprueba por la reducción de los niveles de cortisol en la saliva – hormona que se dispara con la ansiedad.

Analizamos a continuación algunos de los beneficios del medio ambiente para la salud:

Beneficios cognitivos

La exposición al mundo natural no requiere de un alto nivel de atención por lo que reduce la fatiga mental producida por la ciudad y el nivel tan exigente de tareas cognitivas que requiere, por tanto, aumenta también la concentración y la habilidad para desarrollar tareas.

Beneficios psicológicos

La naturaleza ayuda a reducir los sentimientos negativos y la visita a un entorno natural produce un efecto positivo a la hora de conciliar el sueño.

Además, también influyen en el comportamiento, promoviendo la autoestima, el sentimiento de independencia, la percepción de uno mismo, la autodisciplina y reducen los comportamientos agresivos.

Beneficios fisiológicos

Diversos estudios revelan que hacer ejercicio en la naturaleza proporciona mayores beneficios que hacerlo en otros espacios cerrados.

Además, tal como hemos comentado anteriormente, reduce el estrés.

En cuanto a la recuperación de enfermedades u operaciones, hospitales en los que se han realizado visitas a espacios naturales, han demostrado que se produce de manera más rápida y con un requerimiento menor de analgésicos. Además, se demuestra que la naturaleza impacta positivamente en la presión sanguínea y en los niveles de colesterol, triglicéridos y cortisol.

Beneficios sociales

Colabora en la cohesión social ya que el acceso a zonas verdes públicas y a grandes espacios naturales reducen la tensión social, sobre todo en minorías o personas en riesgo de exclusión, como inmigrantes o personas con ingresos muy bajos o nulos.

Fomenta el voluntariado y la participación local, aumentando el tejido social de barrios y ciudades y reduciendo el aislamiento social.

Crea oportunidades para el aprendizaje y el desarrollo personal ya que proporciona un marco de interacción social entre personas.

La necesidad de proteger el medio ambiente para proteger nuestra salud

Resulta así evidente que tras todo lo que estamos viviendo, el ser humano es un habitante más de este enorme planeta, que al igual que el resto de seres vivos, es un ser frágil que vive y depende de la Naturaleza y que no puede verse a sí mismo como dueño de la Tierra, sino que debe vivir en convivencia con ella.

Necesitamos proteger aquello que tenemos porque planeta, por ahora, solo hay uno. Hemos visto además los enormes beneficios que nos trae a todos los niveles de salud tanto directos como indirectos. Estamos irremediablemente conectados con la naturaleza y somos un eslabón más dentro de esta cadena biológica.

Ante esta crisis sanitaria, debemos aprender y hacernos conscientes de que necesitamos un cambio a muchos niveles y que el vivir como hasta ahora hemos estado haciendo es algo que la naturaleza ya no soporta.

Cuando todo esto pase, podamos salir de nuevo a la calle y podamos disfrutar de los espacios naturales, seamos conscientes de todo esto y seamos los primeros en que además de disfrutar de ella a todos los niveles, promovamos el cambio y protejamos lo importante que nos rodea.

Protejamos el medio ambiente para proteger nuestra salud.

DESCUBRE TODO LO QUE PODEMOS HACER POR TU EMPRESA

Te informamos de que al rellenar y enviar este formulario, tus datos serán incorporados a un fichero propiedad de Health Group

Finalidad: Atender tu solicitud de consulta o petición de información.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Tus datos no serán cedidos a terceros.

Derechos: Tienes derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición a través del procedimiento incluido en la política de privacidad.