Cada vez es más difícil cubrir al personal médico de vacaciones

El Catálogo de Ocupaciones de Difícil Cobertura (CODC), que elabora el Servicio Público de Empleo Estatal (antiguo Inem) con la información que le envían las comunidades autónomas, recoge la dificultad de cubrir en España puestos médicos y de personal sanitario en general.

“necesito personal médico” o “cubrir baja en vacaciones” son de los términos más buscados y solicitados por las empresas sanitarias en estos días.

Como cada año, el verano supone la llegada de un merecido descanso y la obligada desconexión para los profesionales sanitarios que se marchan de vacaciones. Sin embargo, los pacientes no cesan durante estas fechas y para los profesionales (Especialistas, médicos y enfermeros) que se quedan, es una carrera de obstáculos para sacar adelante el trabajo sin colapsar.

“Carmen González Uceda, por ejemplo, médica de familia en el centro de salud Alameda Perchel Málaga, tendrá que trasladarse, durante los meses de verano, a otro centro para cubrir las horas de aquellos profesionales que están de vacaciones y cuyos puestos no pueden ser cubiertos. Según ella, esto provoca no solo una mala gestión del tiempo invertido en pacientes, sino además un sobre agotamiento”

A esta falta de médicos y enfermeros en clínicas, residencias, hospitales… Hay que sumarle igualmente, el aumento de trabajos sanitarios que se produce en verano debido a actividades propias de la fechas, tales como eventos, playas, clubs al aire libre, parques acuáticos, etc que demandan de igual manera de personal sanitario.

La falta de médicos volverá a complicar el funcionamiento de muchos centros de salud a lo largo de las comunidades Españolas durante este verano. Los problemas, como comentamos, para encontrar sustitutos que cubran las vacaciones de los facultativos titulares se acrecientan cada año y más de un coordinador está teniendo serias dificultades para poder encontrar médicos y enfermeros disponibles.

Es fácil pensar, que lo mejor sería una sustitución durante esos meses, pero según las estadísticas, el 80% de los puestos médicos y el 50% de los puestos de enfermería no se cubren durante estas fechas.  Y para que todo siga funcionando, el profesional sanitario debe asumir cupos ajenos, doblar turnos o hacer malabares. Como en el caso de Carmen.

Muchas comunidades y pequeñas ciudades, Temen que la escasez de profesionales aboque al cierre de consultas periféricas y reclaman políticas «más ambiciosas» para captar efectivos.

Es la denuncia que cada año hacen los sindicatos y que, lejos de resolverse, parece agudizarse.

Realmente se dice que “si no hay, no se pueden contratar” pero realmente muchas comunidades autónomas, como es el caso de Madrid, tienen un número excedente de personal sanitario. Así que podríamos decir que muchos de los puestos médicos sin cubrir no son por falta de personal sino por mala repartición geográfica de los mismos.

En el caso además de médicos especialistas todo se complica aún más ya que no solo es difícil el cubrir esos puestos a nivel normal (Con salarios competentes y contratos indefinidos) en fechas normales, en verano además, es necesario encontrar sustitutos temporales que solo se pueden encontrar en el extranjero, o trabajando en sus propias clínicas privadas (Esto último tendrá que ofrecer un salario más alto que el neto ganado en la clínica para poder plantear el cubrir un puesto concreto).

Tanto la administración como los responsables sanitarios son conscientes del actual déficit de facultativos, especialmente en algunas especialidades concretas. Muchos profesionales recriminan el hecho de que no se ofrezcan contratos mejores o más atractivos. Si por ejemplo les proponen un contrato de un año en Mallorca con buena nómina y alta en la seguridad social ¿Por qué iban a aceptar un contrato de dos meses en Sigüenza bajo régimen de autónomo?

El sindicato de Enfermería, Satse, “estima que la media de suplencias de enfermeras y enfermeros en los centros de nuestro país está en torno al 50 por ciento, habiendo muchos centros que se encuentran alrededor del 35 por ciento

Ante esta situación, “las enfermeras y enfermeros contratados para el verano, de manera precaria y temporal, tienen que trabajar en diferentes unidades y servicios en los días que dura su suplencia. Tal como hemos comentado anteriormente. Lo malo es que, no les ha dado tiempo de conocer al detalle el funcionamiento, características y peculiaridades de la unidad o servicio cuando les cambian a otro, algo que también perjudica la atención que se presta a pacientes y ciudadanos”.

Todo esto genera un colapso en las empresas tanto públicas como privadas y un desvío de recursos innecesarios para intentar cubrir puestos de trabajo.

Especialistas como Health Group proponen soluciones integrales de recursos humanos especializados en el sector salud para facilitar estos procesos y ayudar a las empresas a encontrar lo que necesitan. Con profesionales médicos capacitados en todos los puntos de España.