Necesidades de un geriátrico en materia de recursos humanos

Un geriátrico es una institución especializada en brindar cuidados especiales, servicios de enfermería y atención médico-geriátrica. En este sector, seleccionar y gestionar un equipo de trabajo no es tarea fácil, son muchos los factores que entran en juego.

En Health Group llevamos más de 20 años trabajando con los mejores centros geriátricos del país, sabemos cuáles son sus necesidades y cómo adelantarnos a ellas. Por ello, hoy os contamos las competencias y valores que deben tener muy presentes todos aquellos profesionales sanitarios que quieran dedicarse a la atención y el cuidado de la tercera edad.

Lo primero es el paciente

El profesional debe de tener claras las grandes diferencias que hay entre los pacientes jóvenes/adultos y los ancianos.

Las necesidades de los pacientes de la tercera edad no se parecen en nada a las que estamos habituados. El profesional al cargo de pacientes geriátricos necesita entender e interpretar a la perfección las urgencias del paciente, sabiendo anticiparse a cada problema y ofreciendo alternativas en el día a día que mejoren su calidad de vida.

Características personales

Las percepciones que los ancianos reciben del entorno son mucho más sutiles de lo que nosotros podemos imaginar. Un mal gesto, mirada o frase pueden ser percibidos por nuestros mayores generando un impacto negativo y por lo tanto influyendo en su estado de ánimo y comportamiento.

Equipo de trabajo

Para lograr cumplir los objetivos de calidad son necesarios dos factores:

Cohesión

La cohesión de un equipo de trabajo es el mejor indicador de una buena gestión. Para poder realizar el correcto desempeño de las tareas diarias es necesario saber trabajar en equipo. Aunque en el día a día haya una división de tareas, es importante saber ofrecer y pedir ayuda.

Los problemas personales u otros factores negativos de las relaciones sociales externas al entorno de trabajo deben quedarse fuera del centro geriátrico. Estos problemas influyen en la productividad diaria y, como antes hemos mencionado, pueden empeorar el estado anímico de los pacientes.

Liderazgo y flexibilidad en la toma de decisiones

Dentro de todo equipo de trabajo debe existir la figura del líder. Este se encarga de estructurar, organizar y dividir las tareas del centro para su desarrollo.

  1. El profesional que desempeñe el puesto debe conocer el centro a la perfección, así como a sus pacientes.
  2. Es necesario tener la capacidad de resolver cualquier emergencia.
  3. En gran medida es responsable de la cohesión del equipo de trabajo.
  4. Debe permitir flexibilidad en la toma de decisiones de los trabajadores a su cargo.

Formación continua

Es necesario que cualquier profesional sanitario se mantenga al día de las novedades y nuevas técnicas que surgen continuamente en el sector.

A través de una correcta formación, tanto interna como externa, el profesional será capaz de mejorar la calidad y eficiencia del tratamiento de sus pacientes. Los cursos, jornadas y congresos son también un buen lugar dónde compartir experiencias con otros profesionales del sector.

En Health Group estamos conectados de forma diaria con decenas de empresas sanitarias que necesitan incorporar a su plantilla a los mejores profesionales. Si buscas una oportunidad dentro del sector sanitario no dudes en contactar con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *